file9611305215660

MESA Y CUBIERTOS

Hay diversas formas de organizar una mesa, todo depende de la elegancia y el protocolo que manejen y del tipo de comida que se va a realizar, tomemos como ejemplo una mesa formal.

file9611305215660

Como primero debes tomar la servilleta de tela que va generalmente a la derecha o sobre el plato en una curiosa forma, y ponerla sobre tus piernas de manera que te proteja de no ensuciar tu ropa.

La cuchara va al lado derecho del plato porque es la primera que se usa para tomar la sopa.

El tenedor va al lado izquierdo del plato

El cuchillo va al lado derecho con el filo hacia adentro

La palita redonda o cuchillo pequeño, se usa para la mantequilla o mermelada, va a la izquierda en la parte de arriba con su plato de pan

La cucharita pequeña o dulcera, se usa para el azúcar cuando tomamos café, te o chocolate, o para comer los postres.

El plato pando para el seco va en el centro y el plato sopero va encima

Las copas van arriba hacia la derecha, en una siempre va el agua, y los vinos depende si es para carnes iría el vinotinto y si es para pescado, se usa el vino blanco.

Al terminar el plato, los cubiertos van cruzados o en paralelo, pero con el filo hacia afuera indicando al mesero que puede proceder a retirar el plato.

La cantidad de platos, copas y cubiertos depende de lo formal de la ocasión y lo mejor ante estos casos es no abrumarnos y actuar de manera natural, apoyados por la lógica.

Espero que con estos conceptos básicos de modales en la mesa, procedamos a comer tranquilamente y… ¡buen provecho!

Invierno

INVIERNO

sombrillaPor: Mary Luz Gómez Alzate – © 2014  www.modales.co

Cuando llega la lluvia, trae con ella los accesorios complementarios a esa fría época, paraguas o sombrillas, los abrigos o chaquetas, y aquí es cuando nunca está de más, tener buenos modales para saber manejar este clima a nuestro favor, sin incomodar a los demás, sin congelarnos y sin opacar nuestro buen ánimo.

  1. Si voy caminando con la sombrilla, debo tener presente en todo momento no molestar a los demás con las puntas, a tal punto de chuzar sus cabezas.   Para eso debemos tratar de alzarla más arriba de las otras personas, buscando que ninguno se moje.
  2. Si me encuentro de frente con alguien que lleva paraguas también, yo debo elevarlo más alto que el otro, o ponernos de acuerdo, para poder pasar sin problemas.
  3. Cuando eches tu sombrilla al bolso, de inmediato acompáñala de una bolsa plástica o un estuche, que te ayude a manejarla cuando esté mojada.
  4. Al llegar a un recinto cerrado, debemos evitar que nuestra sombrilla empiece a chorrear gotas de agua bajo nuestro puesto, se observa lo valioso de guardarla en la bolsa plástica mencionada y así salir adelante, sin complicaciones.  Cuando llegues a tu casa o a un lugar de confianza, recuerda sacarla al viento para que se seque y no coja mal olor.
  5. Cuando nos movilizamos en el transporte público: bus, metro, colectivo, etc… también debemos procurar guardar la sombrilla en una bolsa rápidamente, para que no empiece a mojar a los demás, si todos tuviéramos esto en cuenta, nos evitaríamos caras largas iniciando la jornada.
  6. Los abrigos y chaquetas estorban bastante, por lo grandes y allí es donde debemos tener presentes no soltarlos en cualquier lado, revisar siempre que no huelan mal, y cuando lleguemos a casa, airearlos y lavarlos para que siempre estén limpios.
  7. Los guantes, las gorras de lana, orejeras, botas, ruanas y otros accesorios, son precisos para este clima y los colores pueden ser variados, pero trata de combinarlos, en lo posible, para no salir como payasos y de pronto ser objeto de burlas de los demás.

Es usual que incomodemos por algo, todo es cuestión de manejo y de pedir disculpas ya que a cualquiera le puede suceder, pero tratemos que el aire de buena actitud, nos impulse a estar contentos y no dejarnos apagar solamente porque el clima esté lluvioso.

Entonces ya lo sabes, aunque el día se ponga gris por la temporada de lluvias, trata de sacar de tus reservas cálidas, la sonrisa que no falte y el buen ánimo, para que tu actitud positiva y alegre, contrarreste un poco lo frío del clima y termine dando un equilibrio a ese severo momento.

VERANO

Por: Mary Luz Gómez Alzate – © 2014  www.modales.co

 

Cuando estamos en verano es la época divertida donde anímicamente estamos felices. Dan ganas de salir, tomar aire, disfrutar del sol y elaborar planes fuera de casa.

Nuestro vestuario cambia y se vuelve liviano. Se da la oportunidad de lucir más color.  Tal vez inspirados en la moda de temporada o tal vez porque simplemente todo es más caluroso.

Es allí donde surgen accesorios acordes con el clima como son: los lentes para el sol, los sombreros, los abanicos y otras indumentarias que usualmente no llevamos.

Entonces va la recomendación de estar atentos a todo esto y procurar no perder las cosas dejándolas en cualquier lado.

Si vamos a entrar a un lugar cerrado a la sombra, es de buenos modales quitar los lentes de sol, además que favorecen la visibilidad.

Si entramos a un templo, debemos quitar el sombrero o gorra como señal de respeto al recinto sagrado.

Si hablamos con alguien en la sombra, también es bueno mirarlo a los ojos y se deben quitar los lentes de sol para que nos vea.

Si estamos presenciando un espectáculo, un partido, un desfile o un show en un sitio público, debemos estar atentos a que el tamaño de nuestro sombrero, no tape la vista a los de atrás, es preferible quitarlo, mientras se observa el evento para no incomodar a los demás.

En cuanto a los olores, debemos estar muy atentos al sudor y si transpiramos mucho, hacer uso de pañuelos faciales, pañitos húmedos y spray perfumados para evitar el olor corporal y  para que el sol no nos juegue un mal momento.

Porque es una época de alegría, de estar relajados, no implica estar descuidados, siempre debemos asumir las cosas con estilo y con confianza, en que podemos disfrutar este maravilloso clima de verano pero sin descuidar nuestros buenos modales.


grupos

GRUPOS

Por: Mary Luz Gómez Alzate – © 2014  www.modales.co

Hay grupos a los que ingresamos por simple voluntad y hay otros a los que nos toca, a veces por simple compromiso, pero lo importante de esto es manejar “buenos modales”, frente a esa experiencia que en últimas debe convertirse en algo positivo para nosotros mismos.

  • Existen grupos que desarrollan actividades físicas y recreativas, de diversión que generalmente son alegres y descomplicados, porque conectan mente y cuerpo en función de sentirse bien, además que hacen amigos.
  • Hay otros grupos que son de carácter laboral, donde se trabajan temas importantes y son más mentales porque se hace uso de la palabra como principal herramienta.
  • Los grupos de estudio o investigación, generalmente se mueven por un tema afín a todos y del cual hay ciertos requisitos para pertenecer.

Estar en un grupo representa una gran responsabilidad y es un desafío cuando encontramos personas diferentes, que tienen ideas con las que no estoy de acuerdo.  Allí hay que tratar de trabajar la pura tolerancia.  Mantener mi boca cerrada cuando no tengo nada bueno que decir del otro y tratar de entenderlo, ser muy maduro, para enfrentarse al “supuesto poder” de sentar una posición y no ceder.

Al proponer mis ideas, tenerlas muy claras para poder darlas a entender y también prepararme para contestar inquietudes y tener buenos argumentos, cuando los demás no están de acuerdo conmigo. No se trata de apoderarse de la palabra por largo rato y que nadie más hable.  Se trata de exponer con respeto mis opiniones, pero estar dispuesto a escuchar las de los demás.

En estos grupos se resaltan mucho los rasgos de mi personalidad porque son muchos ojos y mentes juntos y por ello la imagen que proyecte puede ser errónea si me descuido al hablar.  Por eso es importante tener presente también mi vestuario, por más informal que sea la reunión, es una completa falta de respeto asistir mal vestidos a un lugar donde hay tantas personas.

La puntualidad dice mucho de nosotros y no puede ser obviada en estos grupos, por el contrario debemos dar ejemplo y llegar a tiempo, para poder acabar pronto la reunión.

Cuando se calientan los ánimos es preferible suspender el tema y retomarlo en otro momento porque hay personas que terminan agrediendo a otros y son heridas muy difíciles de sanar por ser en público.  Debemos tener prudencia al 100% para soportar la presión de querer salir corriendo cuando nos sentimos mal.

Si son reuniones serias donde se llevan actas, es importante la asistencia de todos ya que si hay determinado número de personas y no hay quorum, se termina delegando en unas pocas el voto de todos, sin importar cuál sea.

Es por eso que si decido estar en un grupo me someto a sus reglas y no abandono a mitad de camino, por responsabilidad debo estar presente y cumplir mi deber hasta el final del periodo que sea estipulado, ya que soy un integrante más y mi presencia es necesaria para el buen desarrollo del mismo.

9-08-1

VIAJAR

Por: Mary Luz Gómez Alzate – © 2014  www.modales.co

En viajes de negocios, estudios o diversión suelen presentarse situaciones que deben sortearse de inmediato y a veces no estamos preparados para ello, esto causa mucha tensión, por eso aquí resaltamos algunos detalles para tener en cuenta en todos nuestros viajes:

AL TRASPORTARNOS:

Aplica para cualquier medio de Transporte: Avión, Flota de Bus, Tren o Barco…

  • No estorbar con el equipaje a los demás, medir siempre el espacio
  • Llegar con buen tiempo a la sala y no distraerse para no perder el vuelo
  • Tener los documentos a la mano para agilizar tiempos
  • No llevar más del peso o las medidas reglamentarias
  • Si por algún motivo debes ayudar a alguien, debes hacerlo con agrado
  • Atender las indicaciones de la tripulación y a disfrutar el viaje

AL HOSPEDARNOS:

Cuando viajamos solos es común sentirse libre para hacer y comportarse a sus anchas, pero todo cambia cuando son viajes con más personas, donde nos toca compartir el alojamiento.

Esto suele presentarse en viajes de trabajo, estudio o diversión y hay ocasiones  que sin querer, nos toca compartir habitación con otra persona, sea por cualquier motivo.

Aquí algunos tips para tener en cuenta en esa situación:

  • No monopolizar la televisión
  • No usar todo el tiempo el teléfono
  • El baño siempre dejarlo limpio para que el otro lo encuentre bien
  • Ser muy cordiales y tratar de no discutir con el otro para no amargarnos la estadía

Hay que recordar que cuando estamos en casa, están nuestras cosas y todo puede hacerse de acuerdo a nuestro gusto, pero cuando estamos con otras personas a las cuales no conocemos tanto y no hay tanta confianza, entonces debemos acudir a nuestro buen juicio y tolerar y comprender mucho al otro, para no entorpecer esa comunicación, esa privacidad y ese derecho que todos tenemos de tener un “agradable viaje”.