modales

Administradora de empresas y Directora del Portal

Homepage: http://www.modales.co


Posts by modales

Parque de Bello, Antioquia-Colombia

AÑO NUEVO 2013

Este año estuvo cargado de muchos momentos buenos y también difíciles, pero lleno de experiencias significativas que nos hicieron crecer y aprender.
Es importante decir “Gracias por estar con nosotros” y formar parte de este portal, de esta familia, de esta nueva cultura que queremos transmitir a todos.
En este 2013 siguen los retos pero también la esperanza porque sea mejor que el anterior, sigue el propósito de continuar con su ayuda, difundiendo la “Cultura de los Buenos Modales”.
Reciban nuestros mejores deseos y la mejor energía porque todo el año 2013, tenga lindos momentos, llenos de salud, dinero, amor y paz.
“Que Dios les llene de Bendiciones”
Con cariño…
Mary Luz Gómez Alzate
www.modales.co

LA POLVORA

Por: Mary Luz Gómez A. – © 2012  www.modales.co

El comportamiento que tenemos en las fiestas navideñas, dice mucho de nosotros y hay costumbres no tan sanas, que estamos a tiempo de remplazar.  Entre ellas se encuentra la quema de pólvora en la alborada y durante todo el mes de diciembre, principalmente.

Me parece que esto es una idea traída de los cabellos, que a alguien se le ocurrió sin pensar en las consecuencias que aporta al día de hoy.

Para nadie es un secreto que en nuestra ciudad se han presentado muchos accidentes por pólvora, esto no tiene nada de divertido, tener que ver titulares en las noticias sobre esto, todos los días de navidad, donde son siempre los menores los afectados.

Porque si nos vamos a un aspecto más filosófico, ¿Qué sentido tiene quemar pólvora?

Las manifestaciones de alegría se pueden hacer en medio de festejos familiares, con amigos, con música, comidas o haciendo aquello que nos gusta, pero sin ser necesario quemar pólvora, que hace que perdamos varias cosas:

  • Nos quita dinero
  • Nos afecta los oídos
  • Nos roba la tranquilidad
  • Traumatiza las mascotas
  • Es peligrosa
  • Quema
  • No la controlamos

Dejemos los juegos pirotécnicos para los expertos, esto no es para todos.  Existen formas más inteligentes de gastar dinero y sobre todo de pasar ratos divertidos sin incomodar a otros.

Hay personas que sufren mucho por causa de esto, cuando la Navidad es época de paz, de encontrarnos con Dios, de rencontrarnos a nosotros mismos.

Evolucionemos y salgamos de esa época troglodita y seamos más civilizados porque modales es entender al otro y no incomodarlo, a través de acciones tontas como esas de “quemar pólvora”.

REGALOS

Desde la época de Eva que regaló a su amado Adán una manzana, hasta nuestros días, regalar se ha convertido en algo común que forma parte de esa vida social en la que estamos inmersos.

El propósito de un regalo debe ser alegrar al otro.  A veces se hace por cariño, a veces por obligación, pero lo importante es tratar de hacerlo con buena voluntad.

Debemos ser cautelosos al escoger ese regalo, porque puede ser motivo de alegría o hasta de ofensa, dependiendo la relación que se tenga, la forma de ser y sus gustos.

Flores y dulces, son bien recibidos en general, si no es alérgico o diabético, lo cual hay que tenerlo en cuenta antes de comprarlo.

En cuanto a las fechas, cualquier día será delicioso recibir un regalo y más cuando estamos con baja energía, sería un buen antídoto para la depresión.

La presentación del regalo, el empaque, el moño y la tarjeta, demuestran el interés y el aprecio que se tiene, porque no se trata solo del objeto, sino de todo ese sentimiento que viene con él.

El dinero en sobres o depositado en una cuenta de ahorros, es bien recibido generalmente, pero que no resulte humillante para personas orgullosas, hay que tener tacto con esto.

Si quieres obsequiar animales o plantas, es bueno consultar primero con el otro antes, porque son seres vivos y su cuidado es diferente, no se trata de encartar al otro, cuando quizás no le gustan.

Dar objetos muy costosos a veces pone en aprietos al que recibe, porque se siente obligado a devolver el favor y puede sentirse incómodo, en vez de alegrarse.

Si soy yo quién recibo un regalo, debo agradecer de inmediato, me guste o no, porque es un esfuerzo que el otro hace por mí y lo importante es el sentimiento más que el objeto.  Tengamos en cuenta esto, en estas fechas muy propicias a dar y recibir regalos.

basket of vegetables 7

EN EL SUPERMERCADO

Por: Mary Luz Gómez A. – © 2012  www.modales.co

Queramos o no, la costumbre de hacer mercado, comprar los víveres o como lo quieran llamar, corresponde a un patrón normal que hacemos la mayoría de los humanos.  Pero como todo en la vida, también se nos vuelve paisaje y terminamos haciéndolo mecánicamente, caemos con frecuencia en gestos y acciones que no dan una buena impresión de nosotros a la hora de hablar de modales.

Es por esto que quiero hoy traer a colación algunas actitudes que son comunes en lugares como las tiendas de abarrotes, las plazas de mercado, los supermercados y las grandes superficies o cadenas de almacenes que venden alimentos y a donde acudimos a surtir nuestras alacenas o despensas para cumplir con el sagrado deber de mercar.

Con respecto a los niños, debemos evitar llevarlos en la medida de lo posible, porque aunque algunos son obedientes y angelicales, la mayoría de ellos no y solo se dedican a  interrumpir mientras escoges y piensas en el precio.  Ellos cogen todo lo que les gusta, aunque no aparezca en la lista y termina tu bolsillo pagando las cuentas altas que no pensabas.  Si nos descuidamos se escapan y todo el tiempo que perdemos buscándolos, sin contar la angustia por pensar que se perdieron, aunque para ellos solo sea una bromita producto de su diversión.  Son bastante gritones y sin contar que depende la edad no falta la pataleta por no comprarles el cereal más costoso, que no les gusta, pero que viene con el muñequito microscópico de moda.

Si definitivamente los tienes que llevar, trata que alguien más esté contigo para ayudarte a controlarlos en todo momento y lleva una lista para hacer rápidamente las compras y salir de allí con ellos y con los paquetes completicos.

En cuanto a otro factor de modales en estos sitios, está el hecho de manejar el carrito de compras de forma calmada, evitando empujar a los demás, o dañar algún artículo con el.  Llénate de paciencia cuando sepas que lo llenas y que terminarás haciendo fila por largo rato.

Debemos ser decididos para no estorbar por mucho tiempo en el estante, ya que otros también quieren ver y elegir los artículos.

Es una norma de algunos sitios que den paso a impulsadores o vendedores de ciertas mercancías que en algunos casos dan degustaciones y en otros solo se ofrecen para ayudarte a elegir.  Confieso que a mí en lo personal me gusta tomar mis decisiones, sin presiones de ningún tipo, pero trato de ser cordial con los empleados, ya que ellos no tienen la culpa de tener que hacer ese trabajo.  Con solo decirles gracias, la mayoría ya entienden y no insisten en que lleve la crema dental que ellos quieren o el chorizo de moda o promoción.  Solo se trata de disimular y sonreír un poco para que ellos no se sientan mal y yo tampoco.

Al momento de pagar debemos estar muy concentrados, viendo que no nos registren doblemente los artículos, que si sea el valor real, que tenga el dinero a mano y que no falte nada por empacar.  Estar atentos en ese momento es crucial para nuestro bolsillo y eso es muy importante.

Al salir a la calle con los paquetes, tratemos de no distraernos, si es un empacador que nos ayuda con ellos, es importante darle una propina apropiada por prestarnos el servicio y ayudarnos en la tarea de llegar al vehículo con todos los paquetes.

Como ves, la salida a mercar puede ser divertida o caótica, todo depende de la planeación con que hagas tus listas y movimientos y depende también de ti y tu actitud de respeto a otros y de ver todo en forma positiva para que este paseo también termine siendo un buen momento.

arbol

MODALES ECOLÓGICOS

Por: Mary Luz Gómez A. – © 2012  www.modales.co

Si vamos a la teoría, la Ecología estudia la interacción de los seres vivos con su hábitat y allí es donde debemos entrar nosotros a revisar, cual es mi aporte como persona para mejorar el planeta, o por lo menos para no deteriorarlo más.

Estas y otras prácticas son parte del mínimo aporte, que nosotros podemos hacer a la ecología, a través de nuestro comportamiento y frente a la sociedad:

  • El asunto de arrojar mis basuras en lugares indicados donde haya una caneca, botar todo al piso es de cavernícolas, ya estamos a otro nivel y debemos comportarnos como tal.
  • Tener presente poner papeleras en varios puntos de mi vivienda o lugar de trabajo, que faciliten el aseo de mi entorno.
  • Mantener una bolsa extra en el carro y usar el bolso o el bolsillo para echar la basura allí, hasta que pueda arrojarla a una caneca.
  • Si eres fumador, no olvides apagar las cerillas cuando estés en un ambiente natural, para conservar la naturaleza, aquello de los incendios forestales no es un chiste, es real y causa muchos daños.
  • Usar bombillas ahorradoras y electrodomésticos que ayuden a economizar electricidad, es un buen aporte.
  • Evitar usar el carro para trayectos en que pueda caminar y así reducir los gases que contaminan la capa de ozono.
  • Separar y reciclar como una constante, donde vidrio, papel, cartón y pilas vayan aparte de las basuras orgánicas.
  • Al momento de hacer regalos, las plantas también son un buen detalle, porque ello significa regalar vida.

Porque siempre he promovido el respeto a los demás seres humanos, pero en esta ocasión el llamado es a recapacitar y proponer el respeto a todos los seres vivos, animales y plantas en general, que también lo necesitan.

Así contribuimos en lo pequeño, en nuestra labor individual y poco a poco cambiaremos actitudes de otros, donde la ecología sea más que una moda, un estilo de vida que redunde en beneficio de todos y de nuestro planeta.