Por: Mary Luz Gómez A. - © 2010 www.modales.co

En la mesa es donde se conocen los verdaderos modales de las personas y nunca será excesivo, tener la mayor compostura en el evento de comer.

La etiqueta al comer, se debe adquirir desde la mesa de nuestras casas, porque la falta de normas hace que al entrar en un recinto elegante, nos sintamos incómodos y asustados, cuando debe ser un momento de gozo y alegría que puede practicarse a diario con nuestra familia y hacerlo cómodamente en un restaurante también.

Todas las normas de comportamiento en el comedor, se adquieren con una constante repetición, lo cual crea hábitos y nos hace familiares todos los momentos en la mesa.

MI POSTURA AL COMER:

  • Para comenzar, no tomemos nunca asiento antes de que lo hagan nuestros padres, superiores, o figuras adultas de respeto.
  • Nos debemos situar a una distancia cómoda con espacio delante de la silla y la mesa para poder movernos con libertad y jamás apoyar codos, solo un poco los antebrazos y las manos deben estar  a la vista.
  • Los movimientos deben ser naturales, pero teniendo en cuenta el espacio de los otros, se debe evitar estirar los pies por debajo, rozar los brazos con los demás o levantar los codos exageradamente.
  • No se debe extender el brazo por delante del otro para alcanzar las servilletas, los cubiertos o la sal, más bien pedimos el favor al que esté cerca de esto, que nos pase lo que necesitemos.