Por: Mary Luz Gómez A. – © 2011  www.modales.co

Los seres humanos somos muy complejos y entendernos los unos a los otros, a veces es bastante difícil…de hecho, entenderse así mismo, es cosa de locos, jajaja.

Pero afortunadamente, existen algunas pautas básicas a tener en cuenta, para poder aplicar toda nuestra sutileza y fino tacto social, en nuestro esfuerzo por crecer y aprender cosas valiosas todos los días, que de paso nos harán quedar como verdaderos príncipes ante la sociedad.

Entonces empecemos…Es muy importante observar bien antes de hablar, bajo qué estado de ánimo se encuentra el otro, para expresarnos en el momento oportuno, así:

  • Al que está triste, debemos hablarle de cosas tranquilas, infundirle ánimos y tratar de ser positivo.  Interpretar su sentimiento, ser su apoyo y escuchar sin hablar, para que se desahogue…eso siempre lo hará sentir mejor.
  • Al que está alegre, no hablarle de cosas tristes para no amargarle ese buen momento.
  • Al que vaya a comer, no hablarle de cosas asquerosas, accidentes ni impresiones desagradables ya que ese momento debe ser lo más calmado posible.
  • Al que vaya a dormir, jamás hablarle de sucesos que lo pongan en alerta y termine desvelado perdiendo el sueño.
  • Al que tiene una desgracia, no alarmarlo más, por el contrario calmarlo e infundirle tranquilidad.
  • Al que va de viaje, no hablarle de accidentes, ni desastres porque puede alterar sus nervios.
  • Al que está preocupado o melancólico, jamás mostrar indiferencia, debemos hablarle de forma positiva y alentarlo siempre.

Estos sencillos tips, nos harán tener mejores relaciones humanas que en últimas, es lo que pretendemos con quienes convivimos  a diario y forman parte de nuestras vidas, porque aunque nos guste o no, siempre va a ser mejor llevarnos bien con todos los que nos rodean, porque en algún momento también podemos necesitar de ellos también.

Recordemos entonces, observar como está el otro y pensar antes de hablar, como una norma de cortesía básica y muy importante para convivir en forma armoniosa con los demás.